Otros Omegas importantes

Nuestro organismo usa numerosos tipos de ácidos grasos. Estos ácidos grasos poliinsaturados o monoinsaturados se clasifican en base a la posición en la cadena del primer doble enlace, siendo la posición 3 para los Omega-3, la posición 6 para los Omega-6, y así sucesivamente.

Los ácidos grasos poliinsaturados como los Omega-3 se consideran esenciales y se tienen que consumir en la dieta o a través de suplementos ya que nuestro organismo no es capaz de producirlos en niveles significativos por su cuenta.

Los ácidos Omega-6 como el ácido araquidónico (AA o ARA) se pueden encontrar en cuantiosas cantidades en la carne y en los productos cárnicos. Otro ácido graso Omega-6, el ácido gamma-linoleico (GLA), que se encuentra en el aceite de Borraja o Evening Primrose, también tiene funciones importantes dentro del cuerpo. Es interesante observar que si bien los ácidos grasos Omega-3 y 6 son importantes para el cuerpo, nuestras elecciones dietéticas favorecen más el consumo de ácidos grasos Omega-6. Este desequilibrio ha sido sugerido como un factor importante en la salud humana, lo que hace que muchas organizaciones de la salud recomienden un mayor consumo de Omega-3.

El ácido palmitoleico es el más común de los ácidos grasos Omega-7. Está presente en las nueces de macadamia y el espino amarillo, y puede encontrarse también en los aceites de pescado. El ácido palmitoleico parece tener efectos beneficiales en la saciedad y ayuda a controlar el hambre.

Los ácidos grasos Omega-9 son bien conocidos en la dieta mediterránea. Alrededor del 70 % del aceite de oliva se compone de ácido oleico, un ácido graso Omega-9. Menos conocido es el ácido gondoico, el principal componente del aceite de jojoba.

Para más información sobre los distintos ácidos grasos Omega, envíe sus preguntas a science@kd-pharma.com.

0